¿Cómo Recuperar La Flora Intestinal?

La alimentación desempeña un papel muy importante a la hora de recuperar la flora intestinal. Muchos pasamos por alto, los nutrientes y componentes de muchos alimentos que son determinantes en la salud intestinal y digestiva.

Es conveniente consumir alimentos probióticos o fermentados, ya que contienen cultivos vivos de bacterias que nutren la flora intestinal. Asimismo, se deben tomar alimentos prebióticos listado de alimentos recomendados  entre ellos están las:
• Frutas
• Verduras
• Raíz de jengibre
• Proteínas magras
• Almendras crudas
• Pimienta de cayena en polvo
• Vinagre de sidra de manzana
También, es recomendable consumir alimentos fermentados. Es importante incluir en la dieta los siguientes productos:

Ver También  Los Alimentos que Aportan Vitamina D al Organismo.-

• Miso
• Kéfir
• Chucrut
• Levadura
• Tempeh y tofu
• Queso cottage
• Yogur griego
• Remolachas en escabeche
• Pepinillos y rábanos en vinagre
Además de consumir estos alimentos, debemos incluir entre 25 y 35 gramos de fibra en la dieta, o bien la cantidad que te indique tu médico.

Los 15 mejores probióticos y prebióticos para cuidar de tu salud
La suplementación con productos lácteos fermentados ayuda al equilibrio de la micro biota intestinal.

Debes tener mucho cuidado de NO automedicarte, ya que los antibióticos contribuyen en gran medida a la destrucción de la flora intestinal. Lo mejor que puedes hacer es aumentar el consumo de los alimentos anteriormente mencionados, ya que ellos ayudan a restaurar la flora intestinal y además contienen prebióticos de forma natural.

Ver También  Cuáles son los Síntomas del colesterol alto?

De los anteriores alimentos, los que más pueden favorecer al organismo son los alimentos fermentados, las verduras y las frutas ricas en fibra.

Por supuesto, de ninguna manera debes eliminar otros alimentos de la dieta en favor de aquellos ricos en fibra. Tener en cuenta que cada alimento es de gran ayuda para el cuerpo. Todos nos aportan nutrientes y beneficios para el buen funcionamiento del organismo.

Compartir Este Articulo