¿Qué Comer Después de Una Cirugía de Corazón.-

Después de una cirugía de corazón deberán pasar entre 3 a 6 semanas para una completa recuperación y comenzar a sentirte mejor. Para que el proceso sea más rápido es importante conocer qué alimentos puedes comer.

En ese tiempo puede ocurrir que no sientas hambre y ciertos alimentos no te “sienten ” bien, esto ocurre a causa de la cirugía misma o de los alimentos que estás consumiendo, asegurarte de comer suficientes calorías y proteínas para permitir el cuerpo sane y se recupere.

Lo Primero, ingerir pequeñas cantidades de alimentos durante todo el día, cuando comience a sentir sensación de hambre es importante seguir una dieta saludable para el corazón.  algunas recomendaciones entre ellas:
1. Reducir el consumo de carne:

Ver También  Dieta keto para bajar de peso de manera saludable

Limita el con6 diario a 0.17kg. Elegir carnes magras sin grasa, pollo y pavo, (quitar la piel) Para cocinarlos mejor al horno  o asadas.

2. Tomar leche:

Tomar productos lácteos bajos en grasa, como la leche descremada, yogurt griego o requesón.

3. Desayuno, huevo:

Podéis comer hasta tres yemas de huevo por semana, puedes comerlas en el desayuno o complementar con otras comidas.

 4. Usar productos naturales:

Aceite de oliva virgen extra, en lugar del aceite normal. Así como mayonesa baja en grasa y aderezos bajos en grasas trans para tus ensaladas.

5. Incluir pescado:

El omega 3 que aporta el pescado es bueno para el corazón.  procurar que no sean demasiado salados o ahumados; mejores opciones son el salmón, atún, arenque y las sardinas.

Ver También  Ensalada de Garbanzos, Verduras y Queso Fresco Un Plato  Equilibrado y Saludable.-

6. Limitar el consumo de sal:

Lo Recomendable es de 3.000mg de sal al día. Para no exceder la dosis leer con atención las etiquetas de los alimentos embazados y enlatados, bajos en sal para verificar las cantidades, y limitar su ingesta de alimentos procesados.

7. Seleccionar postres mas saludables:

snacks bajos en grasa en lugar de los fritos, ejemplo. arándanos. Si te das un “gusto” ingiere porciones pequeñas, y aún mejor, hacer de las frutas tus bocadillos favoritos.

Recomendable incluir al menos cinco piezas diarias de frutas, así como un plato de verdura o ensalada. Además del consumo de 40 a 50 gramos de frutos secos.

Compartir Este Articulo