Alimentación Para las Personas Con Demencia.-

Demencia grave el paciente presenta dificultad para la masticación, disfagia, anorexia, rechazo a la alimentación o depresión, que dificultan aún más la correcta nutrición e hidratación, especialmente dentro del ámbito familiar Y En los estados avanzados de la enfermedad las personas totalmente dependientes para la alimentación y presentan un riesgo elevado de atragantamiento y desnutrición.

En las personas mayores, las necesidades de macronutrientes (proteínas, azúcares y grasas) suelen ser levemente inferiores (un 25% menos) que en los adultos jóvenes; pero, las necesidades de minerales y vitaminas son las mismas. Teniendo en cuenta la dificultad de alimentación que conlleva la demencia en estados avanzados, es muy frecuente que las personas tengan problemas de desnutrición y/o se deshidraten.

Por ello, en esta etapa debemos priorizar el consumo de alimentos de fácil masticación, muy fáciles de ingerir y altamente nutritivos.

Aquí algunos Consejos para la nutrición con demencia:

Si el paciente no puede masticar importante cortar la comida en trocitos  muy pequeños o triturar los alimentos de manera que queden con una textura suave y homogéneas (pasar por el chino o pasa puré).

alimentar al paciente con paciencia, amor y dentro de unos horarios rutinarios.

preferible realizar varias comidas al día, unas 6, debe contener alimentos energéticos e hiperproteicos, respetando los gustos del paciente. recordar que las proteínas se encuentran en leche, huevos, carne, pescado y las legumbres, muy importantes para fortalecer el tejido muscular y la piel.

La dieta debe ser variada y contener diariamente pan, arroz, pasta, ensaladas, hortalizas, legumbres, lácteos, frutas, carne, pescados y huevos, en las proporciones indicadas:

Ver También  Así es Como Debes Hacer la Dieta de la Manzana para Bajar de Peso.-

2-3 raciones/día de lácteos (1 vaso de 200 ml de leche, o 2 yogures, o 100 g de queso fresco).

5-6 raciones de hidratos de carbono al día, con cereales, frutas y verduras

3-4 raciones a la semana de carnes magras: 1 ración: 150 g

4-5 raciones de pescado a la semana

3 huevos a la semana

2-3 raciones de legumbres (1 ración: 60-80 g).

Aceites vegetales, mejor aceite de oliva virgen extra.

Ejemplo: menú de comida principal sería un alimento como pasta, arroz, legumbres, patatas o pan, más una verdura cruda o cocida además de carne, pescado o huevos, seguido de una fruta o un yogurt. Muy recomendable cocinar con aceite de oliva virgen extra y usar cocciones a la plancha o al vapor, con condimentos suaves y a gusto del paciente.

Es Mucho mejor preparar los purés que sopas, y añadir la proteína a los purés, pueden ser enriquecidos con queso, clara de huevo o leche. La leche es un alimento muy interesante nutricionalmente y muy útil, ya que se puede utilizar tanto en preparaciones dulces como saladas, como por ejemplo para disminuir el sabor del pescado triturado.

Cuidado con las verduras, que forman hilos, y con las pieles de las legumbres, es importante pasarlas por el chino ( pasa puré). Añadir aceite de oliva también enriquece y da más sabor a los purés.

Las frutas se pueden triturar con yogurt o miel y la leche puede espesarse con cereales o ser sustituida por yogures, natillas o crema.

Para valorar el estado nutricional de cada paciente es suficiente con el control de peso, la evaluación de la ingesta alimentaria y la presencia de ulceras por presión.

Ver También  Aprende como hacer Crema de Chirivía con Coco, con estos pocos ingredientes.-

Una importante pérdida de peso, la no ingesta de alimentos o la presencia de úlceras nos hacen tomar otras estrategias, como administración de algún suplemento proteico y/o la colocación de sondas de alimentación. El uso de suplementos nutricionales hipercalóricos e hiperproteicos tiene una muy buena aceptación en ancianos institucionalizados y pueden ser beneficiosos en pacientes desnutridos o en riesgo.

Otra parte fundamental es la hidratación. Las necesidades de hidratación en personas mayores es  aproximadamente de 8 vasos de líquido al día, muchas veces, por la disfagia (incapacidad de transferir el alimento de la boca al estómago), pueden ocasionar atragantamientos e infecciones pulmonares por broncoaspiración. Por eso, los líquidos se administrarán en forma de gelatinas o almibares o con espesantes (ejemplo hervir un 1 litro de agua y 25 g de gelatina, y aromatizar con menta o limón; se puede guardar en la nevera como máximo 48 horas). Es importante que el aporte de agua se realice entre comidas y evitar los cafés y refrescos.

Muy importante cuidar la higiene bucal después de cada comida, especialmente si se usan prótesis dentales, y evitar el uso de cubiertos o vajillas que puedan causar lesiones.
los principales cuidados que podemos ofrecer a las personas que nos rodean es procurar una correcta alimentación y nutrición.

En los pacientes con demencia avanzada estos procesos pueden ser complicados y difíciles, por ello el establecer estrategias como todas las anteriores mencionadas y detalladas pueden ayudar a conseguir un correcto estado nutricional y así mantener una muy buena calidad de vida.

Compartir Este Articulo