Contraindicaciones sobre las semillas de chía.-

A pesar de la amplia gama de beneficios para el organismo, el consumo excesivo de las semillas de chía, puede también desencadenar algunos aspectos negativos, como reducir la presión sanguínea, especialmente en personas de avanzada edad y más, si se combinan con medicamentos para la tensión arterial.

No es recomendable, bajo ninguna circunstancia, el consumo para personas que toman anticoagulantes. Se han registrados casos de personas con alergia a las semillas de chía, que eventualmente, también son alérgicas a los frutos secos y a las plantas de la familia de la Salvia.

Ante dichos casos o dudas, lo mejor es visitar al médico para conocer más a fondo sobre el tema y seguir algún tratamiento preventivo de acción para contrarrestar los efectos, en caso de haberlas consumido por accidente.

¿Cómo comer las semillas de chía?

sus propiedades de fácil digestión, las semillas de chía pueden ser consumidas por cualquier persona, en diferentes preparaciones o simplemente comiendo una cucharada de las semillas.

Ver También  Etapas y diferencias entre la Premenopausia y la Perimenopausia y ¿Qué es la postmenopausia?.-

A continuación algunas maneras de comer semillas de chía:

1:Una cucharada de semillas de chía
2:Un vaso de agua o cualquier otro líquido; puede ser el zumo de una fruta

Procedimiento:

• colocar las semillas en el líquido dejar reposar por aproximadamente 10 minutos o menos, hasta que hayan absorbido todo el jugo.

• Una vez hecho esto, se debe formar una especie de gel voluminoso, del cual, deberéis tomar ⅓ de la taza de la mezcla recién hecha y añadir  2 o 3 tazas de agua.

• Mezclar y colar en caso de ser necesario.

•  se puede guardar en la nevera para su consumo en cualquier momento.

En México y Centroamérica existe una bebida muy conocida como Chía fresca, consiste en mezclar las semillas de chía con agua, jugo de limón y azúcar.

Ver También  Reto 21 Días Para Bajar de Peso y Reducir Tu Abdomen.-

La receta de Chía fresca:

también se pueden consumir los brotes tiernos de las semillas, que aportan altas cantidades de vitaminas y minerales. Si prefieres también pueden añadir las semillas directamente en ensaladas o postres, incluso combinar con cereales y leche. Algunas personas acostumbran a molerlas o machacarlas para usar en sopas y cremas.

también se han empezado a utilizar en la panadería, luego de múltiples investigaciones se observó que los panes con semillas de chía tienen un mejor concentrado de proteínas, fibra dietéticas y grasas buenas.

Como no puede ser de otra forma, lo más recomendable siempre es consumirlas de forma natural, para asegurarse de mantener todos sus nutrientes. No obstante, su ingesta debe limitarse a porciones pequeñas, debido a su alto contenido en calorías, tal y como sucede con otros frutos secos, entre los que destacan las nueces y las almendras.

Compartir Este Articulo