menús saludables para tratar la gastritis.-

La gastritis es una enfermedad en la que ocurre una inflamación en el revestimiento del estómago que causa dolor o ardor. También genera sensación de saciedad en la parte superior del abdomen, náuseas y vómitos. Aunque a veces no provoca ningún tipo de síntomas alarmantes.

Este problema puede ser agudo cuando se presenta en tiempos cortos o crónico al prolongarse varios meses, sin embargo con el tratamiento adecuado la situación mejora rápidamente. Por el contrario si no se trata en el momento oportuno puede desencadenar úlceras, hemorragias estomacales y aumentar el riesgo de presentar cáncer de estómago.

Causas de la gastritis
Su aparición se debe a una debilidad o lesión de la barrera mucosa que protege el estómago, logrando que los jugos digestivos dañen e inflamen el su revestimiento. Existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir gastritis como la infección por la bacteria Helicobacter pylori que por lo general se debe a cuestiones genéticas y ambientales.

Tambien influye el consumo excesivo de medicamentos analgesicos como aspirina, ibuprofeno, naproxeno. El exceso de alcohol, el tabaco, las drogas, los niveles altos de estrés, las comidas pesadas o picantes, la edad avanzada y trastornos en los que el cuerpo ataca las células del revestimiento del estómago.

¿Cómo alimentarse teniendo gastritis?
El primer paso para saber cómo aliviar los síntomas de la enfermedad es acudir al médico, quien es la persona idónea para orientar la forma de alimentación según las necesidades de cada persona. Sin embargo existen algunas reglas que se pueden aplicar para llevar un menú amigable con el organismo. Por ejemplo:

Ver También  Batido de plátano, avena y mandarinas para adelgazar

Desayunos: Debe tratar de que las comidas sean pequeñas no solo en el desayuno, también a lo largo del día. Puede incluir rebanadas de pan tostado, plátano, manzanas, peras, o cualquier fruta que no se encuentra muy madura o sea ácida, incluir avena con leche sin lactosa o baja en grasas. Es importante evitar alimentos con alto contenido en grasa como el tocino, las salchichas y aquellas preparaciones fritas. Limitar el consumo de jugos y cafe.

Meriendas: Incluya bocadillos livianos pero ricos en fibra, puede consumir plátanos, peras, manzanas, apio, zanahorias, arándanos, quesos bajos en grasas al igual que el yogur. Debe evitar consumir caramelos, chocolate, refrescos, productos de panadería y alimentos envasados.

Almuerzos y cenas: Puede incluir carnes magras y si es vegetariano puede consumir tofu, arroz integral, sopas o cremas bajas en grasas, vegetales de hojas verdes. Recuerde beber agua antes o después de las comidas y no con ellas, tampoco acostarse inmediatamente al retirarse de la mesa.

Alimentación saludable para tratar la gastritis
Con esta guía de alimentación se pueden mejorar los síntomas, sin embargo siempre debe acudir al médico, ya que cada organismo reacciona de forma distinta.

Menú 1
Desayuno: Tomar un vaso de leche semidesnatado y una tostada con queso fresco
Merienda: Una pera
Almuerzo: Sopa de verduras, filete con champiñones y un plátano
Merienda: Una infusión y dos galletas
Cena: Puré de zanahorias con patatas, sardinas a la plancha y una manzana
Menú 2
Desayuno: Yogur natural y cereal sin azúcar
Merienda: Zumo de frutas que no sean ácidas y evitando agregar más azúcar
Almuerzo: Puré de lentejas con pollo a la plancha, ensalada sin tomate y una pera asada
Merienda: Sandwich de pavo con una infusión
Cena: Revuelto de champiñones con espinacas y de postre yogur natural
Menú 3
Desayuno: Vaso de leche desnatada y dos galletas
Merienda: Una manzana
Almuerzo: Guisantes con jamón, canelones de espinaca y una porción de melocotón
Merienda: Yogur natural con cereal
Cena: Crema de champiñones, revuelto de verduras y langostinos, de postre una pera
Menú 4
Desayuno: Una infusión en compañía de una tostada con queso desnatado encima
Merienda: Un plátano
Almuerzo: Sopa de verduras con un filete de pollo y puré de patata. De postre una porción de piña en almíbar
Merienda: Un bocadillo de queso con una taza de infusión
Cena: Judías verdes con zanahoria, una porción pequeña de carne y de postre melocotón en almíbar
Menú 5
Desayuno: Vaso de leche desnatada con pan tostado y jamón
Merienda: Una manzana asada
Almuerzo: Puré de calabaza con guiso de pollo sin condimentos o especias y de postre un plátano
Merienda: Yogur natural desnatado con nueces y almendras
Cena: Puré de zanahoria, pescado a la plancha y una manzana

Compartir Este Articulo