Que Alimentos Comer y Cuales Evitar si Padeces De Colon Irritable.-

Dieta si padeces de colon irritable

El colon irritable o colitis es un síndrome que sufre hasta el 20% de la población y produce una mala evacuación de las heces e hinchazón y dolor en el abdominal. Saber vivir con ello es saber adaptarse a las necesidades dietéticas que debemos llevar a partir de ahora para aliviar estas molestias y tener una mejor calidad de vida.

A partir de ahora tendrás que excluir alimentos comunes e introducir otros con unas características nutricionales más adecuadas a esta dolencia. Aquí una dieta para el colon irritable que os resultará muy beneficiosa ayudara a mejorar los síntomas de este síndrome.

También te puede interesar: Alimentos prohibidos para el colon irritable
• Ejemplo de dieta para colon irritable

Cómo comer con el colon irritable

El síndrome del colon irritable no afecta a todos por igual ni tiene los mismos desencadenantes, con lo que los síntomas diferirán de unos a otros. Lo que hay que hacer es evaluar cada uno cuáles son los alimentos que contribuyen al malestar de colon irritable para eliminarlos cuanto antes de la dieta.

Para ello deberéis elaborar una agenda diaria con los productos ingeridos e ir comprobando cuáles nos afectan en mayor o menor medida.

Cada uno tiene un estilo de vida diferente que tiene que adecuar a su nuevo problema. Y lo mejor para aliviar unos síntomas inminentes es la prevención, por lo que conocer bien nuestro cuerpo nos ayudará a detectar los mejores alimentos  nuestra nueva dieta. Estos síntomas aparecen a las 6 horas de haber ingerido los alimentos.

Come poco y a menudo, masticando mucho los alimentos. En cada bocado deberías masticar al menos 20 veces para que llegue bien triturado a tu estómago y a tu intestino. Es importante que las cantidades sean pequeñas porque una gran comida sobrecarga  hace que los alimentos se fermenten dando lugar a un exceso de gas que causa más dolor de colon. Además, comiendo lentamente haremos que nos saciemos antes y no lleguemos a llenarnos demasiado.

No te acuestes inmediatamente nada más comer, alimentos que puedes comer con el colon irritable

Ver También  Los 5 Beneficios de Consumir Hígado de Res(Ternera) Las Contraindicaciones.-

Cuidado con la fibra, tienes que conocer los dos tipos que existen y consumir solo la más beneficiosa para tu organismo en estas circunstancias

• La fibra soluble (avena, legumbres, arroz integral, pasta, harinas…) ablanda las heces y te ayudarán más a ir al baño sin dolor.

• La fibra insoluble (el salvado, el pan…) actúa como irritante.

Elige bien los alimentos con fibra soluble para no alterar todavía más el colon irritable. Puedes introducir en tu dieta para colon irritable las frutas como el plátano, la frambuesa, melón, mango, naranja, kiwi y sandía, ya que tienen una gran cantidad de vitamina B que ayuda a regular el sistema nervioso y al correcto funcionamiento del sistema digestivo.

Frutas con vitamina C como el plátano también, la naranja y los frutos rojos contribuyen a proteger los tejidos del cuerpo, aunque en ocasiones el ácido de la naranja puede sentarte mal, en ese caso, elimínala de tu dieta.

Junto con la fruta, introducir la verdura de forma diaria. En el caso de las verduras como la zanahoria y la calabaza te beneficiarán sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y reguladoras del tracto intestinal. Beber mucha agua ayuda al reblandecimiento de las heces ya que con el estreñimiento el padecimiento es peor y es más fácil la aparición de hemorroides, con lo cuál sumaríamos este problema al de base con el colon irritable.

Consume carne bien cocinada, y que sea magra. Es recomendable el consumo de pollo y pescado sobre todo,

Qué alimentos debes evitar con el colon irritable

Eliminar de la dieta los productos lácteos y el trigo. se tratan de dos alimentos muy comunes que siempre han formado parte de nuestra dieta diaria, pero si lo que quieres es no sufrir las molestias del colon irritable, lo mejor es que los elimines de tu plan nutricional. Verás que sentirás mucho alivio tan solo dejando de ingerirlos, y es que son productos muy pesados para nuestro intestino y no ayudan a mejorar nuestro problema.

Si deseamos tomar productos lácteos, optar por aquellos sin lactosa puesto que no causan gases que producen malestar para el colon irritable. Eliminar los platos muy condimentados y las bebidas con cafeína y aquellas gaseosas; también eliminar los alimentos ultra  procesados, ya que no aportan nutrientes sino grasas saturadas. Evitar a toda costa los alimentos grasos, como los fritos o algunas carnes.

Ver También  BATIDOS DE PROTEINAS CON FRUTAS Y VERDURAS PARA EL DESAYUNO.-

En este otro artículo de Como puedes ver qué comer si tienes el colon irritado.

Ejemplo de dieta para colon irritable

un ejemplo de dieta para el colon irritable que puedes alternar a tu gusto siempre y cuando sepas qué alimentos has de tomar en mayor o menor medida. Para que no te aburras, combina los alimentos, pero ten claro aquellos que debes eliminar para que tu digestión sea más fácil y así aliviar los síntomas de este síndrome.

Desayunos

Un vaso de leche de soja o de arroz que podemos acompañar cada día de un alimento diferente, como 40g de cebada o 2 tortas de arroz, un puñado de frambuesas, copos de maíz, etc.

Comidas

Puedes  variar cada día, como tomar tortas de arroz con puré de aguacate, un sándwich de pan integral con salmón ahumado y manzana, una ensalada griega, ensalada de arroz con rúcula y atún de conserva, sopa acompañada de una rebanada de pan integral con hummus.

Meriendas

Un yogur de soja acompañado de una barrita de sésamo o crema de avena. puré de plátano, o cualquier fruta de las que  hemos mencionado antes, pan integral tostado, galletas de arroz.

Cenas

Pollo al horno con salsa de soja y verduras, acompañado de arroz basmati tortilla francesa con verduras al vapor, pescado blanco a la plancha con puré de patatas, pechuga de pollo con verduras salteadas, chuletas de cordero con puré de guisantes, cualquier puré de verduras con pan integral, atún o salmón a la plancha con espinacas siempre y cuando estén bien cocinadas.

Si te   recuestas un rato, hazlo sobre el lado izquierdo, ya que está demostrado que en esta posición ayuda a hacer más fácil la digestión. Puedes adoptar esta postura incluso para dormir por las noches.

Compartir Este Articulo