El Té de Lechuga: Beneficios y Cómo Prepararlo.-

Información importante sobre el "té de lechuga": Cada día son más las personas que conocen el té de lechuga y es que si eres amante de este alimento y te gustaría aprovechar de él todo lo posible, seguramente también te gustaría conocer todos los beneficios que aporta a tu salud.

Este té se utiliza para tratar ciertas afecciones y para mantener un buen estado de salud general gracias a sus propiedades y, además, es muy fácil de preparar.

Propiedades del té de lechuga

Gracias a las propiedades del té de lechuga puedes consumirlo a tu favor, para así aprovecharte de sus grandes beneficios para la salud.

  • Se considera un sedante suave y natural gracias a sus propiedades relajantes.
  • Contiene flavonoides, que son pigmentos presentes en los alimentos, especialmente en los vegetales, cuya función es proteger al organismo de los daños ocasionados por sustancias oxidantes.
  • Tiene propiedades diuréticas, por lo que facilita la expulsión de líquidos del organismo.
  • Además de considerarse un sedante, tiene propiedades analgésicas.
  • Su contenido calórico es bajo y tiene un alto contenido en fibra, por lo que tiene propiedades digestivas y es saciante.

Para qué sirve el té de lechuga - beneficios

Ahora ya conoces las propiedades de esta bebida, que se puede tomar caliente o fría, y gracias a estas, los beneficios del té de lechuga son los siguientes:

Combate el insomnio: gracias a sus propiedades sedantes podrás dormir bien si ingieres té de lechuga justo antes de ir a dormir.

Ayuda a adelgazar: debido a su bajo contenido calórico y a su composición en fibra, puede ayudarte a disminuir tu peso, siempre y cuando este sea complemento de una dieta saludable y realices ejercicio frecuentemente. También disminuye el apetito.

Ver También  Consejos; Para Seguir Una Dieta Infantil Sana.-

Ayuda a retrasar el envejecimiento: los flavonoides que contiene el té de lechuga luchan contra los radicales libres y por lo tanto dicho té es capaz de retrasar el envejecimiento, por lo que consumir este té te ayudará a verte joven durante un tiempo prolongado.

Limpia el cuerpo: al ayudar a limpiar el organismo, esta bebida se utiliza para tratar la obesidad, la celulitis y la cistitis gracias a sus propiedades diuréticas.
Puede ayudar a calmar los dolores que aparecen debido a un golpe, incluso puede ayudar a aliviar la cefalea.

Mejora el sistema respiratorio: consumir té de lechuga es ideal para las personas que padecen bronquitis, tos, asma... ya que mejora los síntomas que aparecen con estas patologías.

Alivia algunos problemas en los ojos: si padeces conjuntivitis o eres propenso a tener los ojos cansados, ingerir té de lechuga te puede ayudar a disminuir estas molestias.

Mejora la circulación: es un aliado perfecto para mejorar la circulación de la sangre y, así, prevenir afecciones como varices, piernas cansadas y edemas, así como enfermedades como un ictus, infartos o formaciones de coágulos.

Se recomienda para diabéticos: esto sucede debido a que disminuye el azúcar en sangre gracias a sus propiedades diuréticas y además no contiene azúcar en su composición.

Mejora las digestiones: como es muy fácil de digerir, es muy beneficiosa para el sistema digestivo. Por eso, se puede utilizar para dolores estomacales y flatulencias.

Ayuda a aliviar dolores menstruales: gracias a sus propiedades relajantes y calmantes, pueden ayudar a relajar los músculos y disminuir los síntomas premenstruales y menstruales.

Ver También  Beneficios Que Tiene La Papaya.-

Ayuda a calmar nervios y ansiedad: gracias a sus propiedades relajantes y algo sedantes, se puede utilizar también ante la ansiedad y los nervios.

Cómo preparar té de lechuga

Seguro que ahora que ya sabes cómo beneficia el té de lechuga a tu salud, te gustará saber cómo prepararlo. Pues solo tendrás que seguir los pasos que te mostramos a continuación para preparar té de lechuga.

Ingredientes
Para preparar té de lechuga vas a necesitar:

Unas pocas hojas de lechuga.
1 litro de agua.
Asegúrate de que la lechuga sea de hojas lo más verdes posible, pues son mejor que la lechuga iceberg u otras lechugas con hojas claras o blancas. Las verdes son más carnosas y aportan más cantidad de propiedades medicinales y alimenticias. Además, te recomendamos lavar o desinfectar las hojas de lechuga antes de usarlas.

Pasos para preparar té de lechuga

  • Calienta un litro de agua hasta que entre en estado de ebullición.
  • Mientras el agua se esté calentando puedes aprovechar para quitar las hojas de la lechuga, ya que es en ellas donde se encuentran todas las propiedades alimenticias.
  • Corta las hojas con un cuchillo en partes pequeñas.
  • Cuando el agua esté hirviendo, añade las hojas y déjalas junto al agua hirviendo por 10 minutos.
  • Pasados 10 minutos retira el agua del fuego y espera otros 10 minutos para que repose y se enfríe un poco.
  • Para terminar cuela el agua y ya puedes ingerir este saludable té.
  • Guarda el té sobrante en la nevera por un máximo de tres días.
Compartir Este Articulo