5 ejercicios que te ayudarán a fortalecer tu salud pulmonar.-

Para tener nuestro sistema respiratorio en óptimas condiciones, al mejorar la capacidad muscular y por ende nuestra calidad de vida. Debemos tener en cuenta la práctica de algunos ejercicios como acompañamiento a los hábitos saludables. Recordemos que los pulmones son los órgano encargados del intercambio de gases con el interior como el oxígeno y dióxido de carbono.

Ya que la sangre se oxigena y transporta las moléculas a los demás tejidos del cuerpo. Por otro lado el dióxido de carbono pasa de la sangre a los pulmones para ser liberado al exterior. De esta manera el cuerpo elimina toxinas y se llena de energía.

Para obtener una mejor salud pulmonar, es importante respirar adecuadamente. Por lo que muchos ejercicios se basan en la calidad de la respiración para ayudar tanto a personas con problemas respiratorios como en aquellos que se consideran sanos.

1-Ejercicio de respiración diafragmática                            Con la práctica este tipo de respiración se puede lograr, ya que es la manera de respirar correctamente en la que se expande y llena de oxígeno nuestros pulmones para aumentar la capacidad muscular.

Al tomar aire el diafragma desciende permitiendo que se genere espacio para que los pulmones se llenen de aire y al expulsarse el diafragma se relaja para volver a la posición original. Para realizar la respiración diafragmática debe empezar por relajar el cuerpo y poner la mano sobre el abdomen. En esta posición respirar profundamente por la nariz hasta que abdomen se hinche, luego expulsar lentamente el aire. Recuerda que para saber si estás realizando correctamente el ejercicio el abdomen debe contraerse al exhalar.

Ver También  Alimentos que Contienen  Gluten.-

Realizar 5 repeticiones, descansando en cada una e ir aumento a medida que pase el tiempo para que el cuerpo aprenda a respirar adecuadamente.

2-Ejercicio de soplar por un tiempo                            Consiste en soplar el mayor tiempo posible. Existen varias formas de realizar este ejercicio, por ejemplo inflar un globo o usar papel. En esta última se trata de pegar una tira de papel a la punta de la nariz e inhalar para después soplar y mantener el papel elevado por un tiempo. Practicar con frecuencia para aumentar el tiempo de permanencia al exhalar.

3-Ejercicio para limpiar y facilitar la respiración
Antes de iniciar debes preparar el cuerpo y para ellos es necesario realizar estiramientos. Para limpiar y mejorar la respiración nasal debe sentarse con la espalda derecha y las piernas cruzadas.

A continuación tomar aire por un orificio nasal, mientras el otro se mantiene tapado con un dedo. Realizar 20 repeticiones al exhalar el aire despacio por cada fosa nasal. Otro ejercicio para facilitar la respiración al ayudar en la apertura de los pulmones, consiste en mantenerse de pie con los brazos a los lados e inhalar por la nariz tres veces de forma corta , al mismo tiempo que levanta los brazos por encima de la cabeza. Luego exhalar por la boca, mientras baja los brazos, realizando 15 repeticiones.

4-Practicar yoga                                                                     El yoga es una excelente forma de trabajar el cuerpo y la mente incluyendo la respiración, por lo que mejora la salud pulmonar. Por lo que se debe practicar el pranayama que es la técnica principal del yoga, para mantener resistencia en el desarrollo de actividades físicas.

Ver También  Rollitos de pepino rellenos de ensalada de atún

Es importante que al tomar la respiración, ésta debe ser larga y profunda, para exhalar debe ser lentamente. La postura adecuada para realizar es la del loto, que consiste en sentarse, con la espalda derecha para que el aire circule sin dificultad.

5-Ejercicios aeróbicos                                                           En cuanto a los ejercicios aeróbicos permiten elevar el ritmo cardiaco, por lo que se necesita más oxígeno. En este tipo de ejercicios es necesario controlar la respiración y tomar todo el aire que se necesite. Por ejemplo trotar, correr, bailar y realizar ejercicios de intervalos.

Este último se puede llevar a cabo trotando por 4 minutos y corriendo por 1, otra forma más suave para poder iniciar es caminar rápido, luego trotar. Se debe permanecer más tiempo en la intensidad baja y menor tiempo en la intensidad alta. Además de fortalecer la respiración permite quemar grasa corporal

Compartir Este Articulo