Inicio Recetas POSTURAS DE YOGA PARA PERDER PESO.-

POSTURAS DE YOGA PARA PERDER PESO.-

El yoga es considerado como una disciplina espiritual milenaria que ha traído a lo largo del tiempo múltiples beneficios para el ser humano. Practicar yoga no sólo te ayudará a verte y a sentirte mejor, también te ayudará a encontrar un estado de calma, armonía y felicidad optimizando considerablemente tú calidad de vida.

Esta práctica es un proceso de unión, el cual se encarga de conectar mente, cuerpo y espíritu por medio de la meditación, ejercicios de respiración y posturas físicas, acciones que reducirán los niveles de estrés y ansiedad de forma significativa.

Esta disciplina fortalece la conciencia, aumenta la energía, mejora la postura, alivia las tensiones, fortifica los huesos, potencia los músculos, desarrolla la flexibilidad, revierte el proceso de envejecimiento, nivela el sistema nervioso, reduce los niveles de colesterol y beneficia de forma exponencial la pérdida de peso, pues su objetivo principal es equilibrar los hábitos y comportamientos para favorecer la salud mental y física.

Yoga para adelgazar
El yoga ofrece un acondicionamiento físico moderado pero efectivo, sus técnicas de relajación y meditación activan el cuerpo y reducen la ansiedad, evitando la sensación de hambre; además los movimientos que exige esta práctica tonifican los músculos y eliminan calorías, por lo que, si lo acompañamos con una alimentación sana, podemos obtener excelentes resultados.

Ver También  Como Bajar el ácido úrico Alimentos Permitidos y los que están prohibidos.-

1- Postura del camello


Esta pose es un ejercicio muy completo, mejora significativamente tú postura, fortalece los músculos del abdomen y glúteos. Te ayudará a perder grasa tonificando la parte frontal del cuerpo. También contribuye a la eliminación del estreñimiento y equilibra el aparato digestivo. Recuerda flexionar tu cuerpo antes de iniciar.

Ubícate de rodillas sobre una colchoneta.
Recuerda mantenerlas separadas, los tobillos deben de estar a la misma distancia. Estira la espalda y apoya el empeine del pie, presiona. Ubica las manos en la zona baja de la espalda señalando hacia abajo y presionando para llevar la cadera hacia adelante.

Levanta los hombros y llévalos hacia atrás.
Inclínate suavemente hacia atrás con el mentón cerca al pecho.
Flexiona lo mayor que puedas y lleva las manos a los talones.
Permanece en esta postura 10 segundos
Inhala y exhala durante este tiempo, recuerda mantener el abdomen presionado.

3- Postura del arco


Es una postura sencilla que implica flexibilidad y concentración. Este ejercicio se encarga de tonificar glúteos y el abdomen.

Ver También  ¿Qué Alimentos Comer y Cuáles Evitar si Tengo Hemorroides?

Acuéstate boca abajo sobre la colchoneta, coloca los brazos extendidos hacia los lados. Separa las piernas. Verifica que las rodillas queden a la misma anchura de los hombros y caderas.
Flexiona las piernas hacia atrás y estira los brazos hacia atrás y hacia arriba. Sujeta los tobillos o la punta de los pies.

Intenta elevar y extender las piernas alejándolas lo que más puedas de los glúteos. Levanta los muslos.
Eleva el tronco y las piernas. Mantén una buena postura, el rostro debe mirar hacia el frente. Mantén la postura por 20 segundos.
Inhala y exhala durante este tiempo, recuerda mantener el abdomen presionado.

Postura ardha uttanasana


Estimula los músculos abdominales y el Core. Ubícate de pie con la espalda recta. Coloca las palmas de las manos sobre el suelo y flexiona hacia adelante. Eleva el rostro y estira el cuerpo hacia adelante. Eleva los glúteos. Mantén durante 20 segundo
Inhala y exhala durante este tiempo, recuerda mantener el abdomen presionado.

Ayudamos a compartir esta información con tus amigos y familiares por Facebook..

 

Compartir Este Articulo